ALASTRIA. Memoriza este nombre porque lo usarás en el futuro

Mario Moreno del Toro, redactor de ComputerWorld, vino a verme para interesarse por las iniciativas que el Grupo Parlamentario Popular estaba preparando en materia de agenda digital. Durante la conversación hablamos del premio que Mario había recibido recientemente por un trabajo sobre Blockchain y del ecosistema que podríamos fomentar en España alrededor de esta tecnología. Fue entonces cuando escuché por primera vez el nombre de ALASTRIA. Comencé entonces a buscar información y contacté con las personas que estaban detrás de este proyecto. Imaginé que se trataba de una asociación empresarial sectorial como las que suelen constituir mercantiles como intereses comunes. El Blockchain todavía debe madurar para estar en condiciones de aportar valor en muchos sectores de la economía y tendría sentido una asociación empresarial para acelerar proyectos. Sin embargo, lo que encontré fue algo muy distinto y mucho más grande de lo que había imaginado.

La cuarta revolución industrial ha traído una nueva forma de desarrollar tecnología. Los ecosistemas crecen alrededor de plataformas sobre las que desarrollar nuevos productos o servicios relacionados con el mundo digital. El Iphone no es sólo un teléfono, es también una plataforma sobre la que muchos desarrolladores de aplicaciones han conseguido generar valor y obtener rentabilidad. ALASTRIA se configura como la red nacional Blockchain sobre la que desarrollar nuevas aplicaciones y servicios. Se autodefinen como un consorcio multisectorial sin ánimo de lucro, promovido por empresas e instituciones, para el establecimiento de una red semipública permisionada Blockchain (Red Alastria). En este sentido, la red Alastria garantiza la identidad de los participantes y el registro indeleble de las operaciones que se realizan sobre ella. Con ello permite a los participantes ofrecer y recibir servicios con eficacia legal en el ámbito español y acorde con la regulación europea. 

 

¿Por qué es necesario algo como ALASTRIA para el desarrollo de la tecnología Blockchain en España?

 

Invité a uno de los #DesayunosTecnológicos a los miembros fundadores de Alastria. Tras mi charla con ellos, hay varias razones por las que esta red semipública permisionada Blockchain no sólo es necesaria sino que es el punto de partida fundamental para atraer proyectos de futuro a nuestro país:

 

 

1. Por las entidades que lo forman. ALASTRIA está formada por entidades privadas de primer nivel en España. Los poderes públicos pueden crear las condiciones necesarias para que algo suceda, pero sin la iniciativa privada es imposible transformar el futuro de una región o un país. Entidades del sector financiero como BBVA o Santander, consultoras como EVERIS, energéticas como REPSOL o Gas Natural y despachos legales como Roca Junyent o Garrigues. A este equipo promotor se han ido uniendo otras instituciones tanto públicas como privadas con el único interés de asegurar una infraestructura de red fundamental para el futuro de un país. 

 

 

2. Una red como ALASTRIA será tan importante para un territorio como disponer de AVE o Autovías. 

 

Los factores que influyen en la competitividad de un territorio han ido cambiando a lo largo de los años. La disponibilidad de materias primas fue fundamental en un tiempo, posteriormente la existencia o no de infraestructuras marcaban las decisiones de los inversores para apostar por un determinado territorio. En nuestros días influye de forma notable la existencia de regulación que favorezca la inversión, bajos impuestos o inexistencia de trabas administrativas. En el futuro, la competitividad de un territorio también se medirá por el nivel de digitalización de su industria y por la existencia de infraestructuras tecnológicas como ALASTRIA. La posibilidad de disponer de una red propia de nodos interconectados sobre los que desarrollar una gran cantidad de productos y servicios basados en tecnología Blockchain, jugará a favor de nuestro país si esta red tiene el apoyo legal e institucional que sin duda merece. 

 

El futuro ha llegado de la mano de la tecnología de registros distribuidos (Digital Ledger Technology). Al igual que la base de datos distribuida conocida como Blockchain, esta tecnología facilitará el envío, almacenamiento y gestión de cualquier activo (dinero, productos financieros, propiedad intelectual, contratos e incluso votos) sin necesidad de un intermediario que verifique su validez. Los registros, incluidos los contables, ya no serán privados, es decir, se registrarán en esta red distribuida y todos los participantes en el proceso: productores, consumidores, auditores, etc.  podrán acceder a la información de manera libre y abierta.

 

3. Una plataforma sobre la que desarrollar smart contracts, trazabilidad, financiación de proyectos a traves de ICOs, etc. 

Los jóvenes que terminan sus estudios en nuestras universidades y salen a trabajar fuera, por lo general no son contratados por gobiernos europeos, sino por empresas especializadas que han nacido y crecido en un territorio en el que se han dado las condiciones para ello. Si queremos retener el talento, es necesario impulsar el crecimiento de un ecosistema de PYMEs altamente especializadas en tecnologías habilitadoras de la nueva revolución industrial. La red ALASTRIA es el soporte sobre el que permitir el desarrollo y crecimiento de esta nueva generación de empleo. Los contratos inteligentes, asegurar la trazabilidad e inmutabilidad de determinada información, captar financiación a través de ICOs (Initial Coin Offering), etc. es posible a través de esta nueva red.

 

¿No resultaría itneresante que si un vuelo llega al destino con más de dos horas de retraso, devuelvan el dinero al que se tiene derecho de forma automática antes de salir del aeropuerto? Con un smart contract es posible y la devolución no estaría en manos de ninguna compañía, sino que sería un procedimiento automático una vez que el smart contract confirma que se dan las condiciones para hacerlo.

 

Un contrato inteligente es un acuerdo entre partes con capacidad para autoejecutarse mediante un código informático. La Blockchain confirma que se dan las condiciones sobre el cumplimiento o no del contrato en los términos acordados y lo resuelve de forma independiente, sin que el pago que debiera hacerse dependa de la voluntad de una de las partes.

 

Ha llegado la hora de establecer un marco legal para que las personas físicas y las empresas puedan realizar dichas transacciones financieras de un modo protegido y seguro utilizando la mejor tecnología disponible.

 

Esto no sólo dotará de seguridad jurídica a las inversiones financieras realizadas por esta vía, también situará a España en una posición privilegiada para atraer fondos, talento, proyectos de futuro y un ecosistema sobre el que construir el futuro del internet del valor.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0