El vehículo eléctrico en el Congreso de los Diputados

El pasado 7 de Octubre presenté en el Pleno del Congreso de los Diputados una proposición no de ley para el impulso del vehículo eléctrico en España. Esta propuesta contenía una serie de medidas de gran importancia, cuya puesta en marcha van a suponer un paso de gigante en la movilidad eléctrica. La propuesta no tuvo ningún voto en contra y salió adelante con el apoyo de las principales fuerzas políticas, hecho que quiero agradecer a todos los que participaron en el debate. Sin embargo, algunos de los argumentos de los portavoces de la oposición no eran demasiado precisos, bajo mi punto de vista. La propuesta presentada estaba orientada a eliminar las barreras que actualmente existen alrededor del vehículo eléctrico para su desarrollo. Algunos centraron su argumento en la necesidad de incluir más presupuesto público para la compra de vehículos eléctricos. Sin embargo, sólo con presupuesto no se solucionan los problemas, ni se comienza a electrificar la movilidad. En el pasado se consignaron 80 millones de euros en ayudas a la compra del vehículo eléctrico, y el nivel de ejecución fue muy bajo. La propuesta que hemos presentado, pretende dar un impulso al desarrollo de la infraestructura de recarga, clarificar su normativa, establecer un marco para introducir el Vehículo Eléctrico en las flotas públicas y crear un grupo de trabajo en el Congreso de los Diputados con la industria y el gobierno para conseguir la electrificación total del sector transporte. Servirá de poco dedicar fondos al vehículo eléctrico, si no trabajamos en todo lo anterior de forma paralela.

 

 

Puedes consultar el texto completo aquí:

http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/BOCG/D/BOCG-10-D-461.PDF

 

En esta Propuesta pedimos:

 

1.          Articular medidas a nivel local, regional y nacional que fomenten la compra de vehículos eléctricos de forma que supongan un impulso decidido para fomentar la demanda y la promoción de su uso, y seguir desarrollando programas de incentivo a la compra de vehículos eléctricos como el PIMA Aire y MOVELE.

2.          Establecer mecanismos a nivel estatal que estimulen a las AA.PP a estudiar bonificaciones fiscales que puedan suponer un impulso al desarrollo del mercado del vehículo eléctrico.

3.          Seguir fomentando la industrialización del vehículo eléctrico así como la I+D+i específica. Todo ello a través de los organismos con competencias en investigación, desarrollo e innovación creando programas específicos en los que tengan cabida líneas de investigación relacionadas con el vehículo eléctrico.

4.          Impulsar y liderar el desarrollo de la infraestructura de carga a través de la promulgación de legislación específica, tanto en entornos privados como públicos, estableciendo las medidas necesarias para su correcta gestión energética.

5.          Estudiar y analizar las necesidades referentes a puntos de recarga y participar en los desarrollos normativos de estandarización y normalización de los elementos técnicos de los puntos de carga.

6.          Eliminar las barreras que actualmente plantea la figura del gestor de carga para el despliegue de las infraestructuras de recarga en centros comerciales, empresas y/o espacios públicos. La recarga de vehículos eléctricos ha de ser un servicio más que el propietario del espacio presta, no tratándose de una reventa de energía.

7.          Estudiar normas que permitan, bajo determinadas circunstancias, la circulación de vehículos eléctricos en carriles de alta ocupación, centro de las ciudades y zonas especiales.

8.          Impulsar la colocación de puntos de recarga en espacios públicos, parkings públicos, parkings de empresas con un alto número de trabajadores, centros comerciales y viviendas privadas. Asimismo, reservar plazas de aparcamiento en el centro de las ciudades más pobladas de España para uso exclusivo de vehículos eléctricos.

9.          Impulsar la introducción masiva del vehículo eléctrico en las flotas de vehículos públicos, previo estudio de costes en cada caso concreto, en aquellos casos en los que el uso de la movilidad eléctrica permita mantener la calidad del servicio.

10.      Impulsar el desarrollo del Internet de las Cosas y las TIC, necesarias para dar soporte a las funcionalidades requeridas en esta nueva movilidad, tales como medida de consumo, facturación y pago, y dar soporte a otros servicios energéticos a través del desarrollo de las Smart grids.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0