Oportunidades en tiempos de crisis

En los últimos tiempos están surgiendo nuevos modelos de negocio bajo el paradigma de la colaboración público-privada en diversos campos. La colaboración público privada se encuentra definida a nivel europeo en el libro verde sobre la colaboración público privada y el derecho administrativo, en este texto se describen las características principales de este tipo de contratos. El texto europeo afirma que es un tipo de contrato en el que "El socio público se concentra esencialmente en definir los objetivos que han de alcanzarse en materia de interés público, calidad de los servicios propuestos y política de precios, al tiempo que garantiza el control del cumplimiento de dichos objetivos. El socio privado presta el servicio."

Por otro lado, en la legislación española, el Texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público se define el Contrato de colaboración entre el Sector público y el Privado (Art. 11 LCSP) sentencia: "son contratos de colaboración entre el sector público y el sector privado aquéllos en que una Administración Pública encarga a una entidad de derecho privado, por un periodo determinado en función de la duración de la amortización de las inversiones o de las fórmulas de financiación que se prevean, la realización de una actuación global e integrada que, además de la financiación de inversiones inmateriales, de obras o de suministros necesarios para el cumplimiento de determinados objetivos de servicio público o relacionados con actuaciones de interés general, comprenda alguna de las siguientes prestaciones...". Entre esas prestaciones a las que se alude el artículo 11 de la LCSP cabe citar "La gestión integral del mantenimiento de instalaciones complejas", "La fabricación de bienes y la prestación de servicios que incorporen tecnología específicamente desarrollada con el propósito de aportar soluciones más avanzadas y económicamente más ventajosas que las existentes en el mercado" y también "La construcción, instalación o transformación de obras, equipos, sistemas, y productos o bienes complejos,así como su mantenimiento, actualización o renovación, su explotación o su gestión".  Estos tres supuestos, vienen a dar cabida a la colaboración público privada en materia energética en los distintos niveles de la administración pública en España a través de un nuevo tipo de empresas, las Empresas de Servicios Energéticos (ESEs).

 

En este tipo de acuerdos, la parte pública consigue reducir costes en la prestación de un determinado servicio sin que se vea alterada la calidad de dicho servicio. Por otro lado, la parte privada implementa en un servicio público procedimientos propios de gestión procedentes de la empresa privada en su campo.

En este sentido, el trabajo que desarollamos todos los que tenemos algo que ver en materia energética en la Región de Murcia, sabemos la importancia de crear una estructura soporte capaz de liderar la implantación en nuestro territorio de este nuevo modelo de negocio que, por el momento, presenta ciertas barreras que podemos y debemos ir superando.

 

Dichas barreras, quedan definidas en multitud de informes emitidos por los diferentes organismos con competencias en materia energética en toda europe. Centrándonos en España, los principales problemas para  el establecimiento de contratos de colaboración público privada en España quedan definidos en el texto "Manual de promoción ESE" editado por la asociación nacional de agencias de energía en colaboración con Garrigues Medio Ambiente (Publicaciones EnerAgen 2010). En dicho informe se hacen referencia a las principales barreras

 

Por eso, en tiempos díciles como este, desde la Región de Murcia, trabajamos a todos los niveles para tratar de eliminar dichos impedimentos y lanzar un sector con futuro que puede reportar beneficios a nuestra región desde el punto de vista no sólo medioambiental, sino también de creación de empleo cualificado, aumento de la competitividad como Región y reducción de costes.

 

Desde la Comunidad hemos presentado al BEI proyectos por valor de más de 100 millones de euros en eficiencia energética. Con este plan se generarán 60.000 megavatios/hora al año de energía renovable y se reducirán 37.495 toneladas de CO2 al año.

 

Este plan de inversiones contempla actuaciones en los municipios de la Región relacionadas con proyectos que reduzcan el consumo del alumbrado público, el de los edificios municipales y de la Comunidad, así como instalaciones de energía solar térmica para infraestructuras deportivas, en concreto, piscinas municipales, y de energía solar fotovoltaica para instalaciones de la Administración pública. En total la generación total de energía con fuentes renovables supondrá más de 60.000 megavatios/hora al año, se producirá un ahorro de 60.469 megavatios/hora año y dejarán de emitirse a la atmósfera 37.495 toneladas de CO2 anuales. Estas cifras evidencian la gran importancia del plan de inversiones que hoy hemos presentado para una Región como la nuestra.

 

Uno de estos programas es el European Local Energy Assistance, ‘Elena’, que la Comunidad solicitó a través de la Agencia de Gestión de Energía de la Región de Murcia (Argem) para completar con mayores recursos las políticas de impulso a las energías renovables y eficiencia energética que desde el Gobierno regional se están desarrollando en los municipios de la Región. La inversión en la Región en energías renovables y eficiencia energética empieza a darnos resultados porque la Comunidad es apreciada ya como un lugar estratégico e idóneo para invertir en este campo, que debemos considerar como uno de los pilares básicos para el desarrollo de nuestra economía con la creación de empresas de servicios energéticos y generación de puestos de trabajo.

 

El programa ‘Elena’ consiste en ofrecer asistencia técnica necesaria en proyectos de energías renovables y eficiencia energética a administraciones públicas y empresas privadas. Este programa, que es el instrumento de asistencia local en el sector de la energía, fue lanzado en diciembre de 2009 por la Comisión Europea y el BEI, y está financiado por el Programa Energía Inteligente. Se han realizado ya tres convocatorias de este programa, con presupuestos en los años 2009 y 2010 de 15 millones de euros cada uno, mientras que la última de 2011 dobló la dotación hasta los 30 millones de euros. Este instrumento de asistencia local se destina a ciudades y regiones interesadas en poner en marcha proyectos de inversión viables en los ámbitos de eficiencia energética, energías renovables y transporte urbano sostenible.

 

En la Región de Murcia, sabremos aprovechar estas oportunidades para crear nuevas líneas de negocio que permitan a los emprendedores locales crear riqueza.

Escribir comentario

Comentarios: 0